Renovar el plan de estudios

Relato de un taller que abre el juego

Autores: Mariana Salgado,  Marcelo Zambrano, Carla Barrionuevo y María Laura Furlani

Como parte de las actividades para pensar en la renovación del plan de estudios de la carrera de Diseño industrial y Diseño Gráfico en la Universidad de Cuyo, invitaron a Mariana Salgado a hacer un taller, un panel que luego convirtió en podcast y una charla.  Ella ya había ofrecido el mismo taller sobre el uso del podcast en la educación, del que también escribió antes. 

Es normal que los que tienen la suerte de que los inviten a enseñar en diferentes universidades repitan un taller. Siempre, en cada repetición hay cambios, y una contextualización en función de las necesidades y las posibilidades del grupo. A diferencia del taller que hizo para el 8vo Foro de diseño en México, en este taller no participaron profesores y estudiantes, como siempre se sugiere.Tampoco había profesores de diferentes instituciones. Este taller, fue solo de profesores y todos trabajaban en la misma facultad, a excepción de uno, que estudiaba en otra facultad de la misma universidad. También participaron adscriptas egresadas, que acompañan algunas cátedras de la facultad.

El taller duró 6 horas, divididas en dos días. Este taller tenía varios objetivos, no todos relacionados con el podcast. Los objetivos eran: 

  1. Pensar nuevas materias para el plan de estudios, y desde esas nuevas materias, también identificar ideas transversales y estratégicas que surjan. 
  2. Motivar el uso del podcast en la educación en diseño.
  3. Incentivar la colaboración entre los participantes provenientes de diferentes materias que no trabajan juntos. 

¿Qué co-diseñamos en este taller? 

Una materia o asignatura que se pueda dar entre profesores que actualmente trabajan en diferentes materias. Se piensa en TODA la asignatura, y en sus partes. 

Primero se definieron los temas de estas materias. Hubo 3 grupos y los temas elegidos fueron: 

  1. Laboratorio creativo de políticas públicas
  2. Diseño de futuros
  3. Diseño para ciudades sostenibles (explorando la espacialidad)

¿Qué métodos usamos para co-diseñar la materia? 

  1. Crear una oda. Cada uno hizo una oda, un poema, describiendo la devolución que le gustaría recibir de los participantes a la materia. Se leyeron las odas en los equipos y para todos/as los participantes.
  2. Tormenta de ideas. Los y las  participantes escribieron en una hoja respuestas a algunas preguntas. Se fueron pasando las hojas y mejorando las respuestas. Esto es una manera de hacer una tormenta de ideas. Las preguntas fueron: ¿Cuál es el objetivo de la materia? .¿Qué va a aprender el/la alumna en esta materia? .¿De qué manera creativa se usa el podcast?  .¿A quién le gustaría invitar a dar clases? .¿Quienes son les alumnes? ¿A quién va dirigido?.¿Quién colabora en esta materia? .¿De qué actividades se compone la materia?.¿Cómo se aprueba? ¿Trabajo final? Se leyeron las respuestas y se definieron a partir de una discusión grupal sobre cada pregunta. 
  3. Cronograma. Para definir las actividades y lo que pasa en la materia se usó una línea de tiempo. ¿Qué pasa en qué momento? ¿Cuándo hay actividades grupales? ¿Cuándo hay actividades individuales? ¿Qué cosas pasan en línea? ¿Qué cosas pasan presenciales? 
  4. Dramatización. El resultado final se mostró haciendo una dramatización, donde alumnos y profesores llegan a la primera clase, y cuentan de qué trata la materia que diseñaron. Estas puestas no fueron muy elaboradoras y eran más parecidas a una presentación de un proyecto, en este caso. 

¿Cómo fue la experiencia desde el punto de vista de los participantes?

Según los docentes del grupo de carreras de la FAD  (Facultad de Artes y Diseño), se logró poner en evidencia necesidades y posibles escenarios futuros para satisfacerlas. Se aportaron perspectivas de abordaje y herramientas pedagógicas para fortalecer no solo a estudiantes sino a las carreras. Para ellos y ellas fue una experiencia particularmente enriquecedora y diferente. Evidentemente en los grupos hubo buena sinergía y las discusiones fueron fructíferas. 

El taller estaba planteado desde la importancia del podcast, pero nos invitó a reflexionar sobre dónde estábamos parados frente a una posibilidad de ampliar y/o modificar el plan de estudios  de la carrera. Sumamente importante fue interactuar entre diferentes profesores y profesoras, que aportaron su visión y predisposición. La forma de dictar el taller, sumado a que era algo  novedoso comparado con los talleres que solemos tener en la FAD, logró encontrar espacios de reflexión, debate y nuevas posibilidades para nuestra facultad.

Discusión

Parte de la agenda de este taller es fomentar que profesores de diferentes materias colaboren y se comprometan en pensar el nuevo plan de estudios. En el taller participaron profesores que no estaban activamente contribuyendo a la reforma , entonces el taller fue una manera nueva de empezar a comprometerse con el desafío de renovar plan de estudios

Darse 6 horas de tiempo para participar en un taller, parece que es más difícil a los alumnos que a los profesores, porque los alumnos no pudieron participar. De todas maneras, este tiempo de los profesores para pensar el plan de estudios, es difícil de lograr y el taller, era una excusa para el encuentro. Las clases en esa facultad de diseño son muy numerosas (llegando a los 200 alumnos en una materia) y los profesores tienen cargos en universidades en paralelo a su práctica profesional fuera de la universidad. Dedicarle a este trabajo estratégico el tiempo que necesita, es un desafío. Recomendamos no acortar las 6 horas, en futuras versiones de este taller, pero sí pensar en versiones más cortas para algunos grupos de docentes, con menos tiempo. También podría ser viable encontrar otro momentos del calendario, para que puedan sumarse más alumnos (por ejemplo, incluirlo en la semana del Diseño).

Aparecieron materias en colaboración con otras facultades, como el caso del seminario de políticas públicas con la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la misma universidad. Esto es una novedad ya que los programas de diseño no tienen materias en común con esa facultad en este momento. También hubo una propuesta de materia abierta a toda la ciudadanía, para tener un contacto con gente no universitaria y abrir espacios de discusión y de cocreación. Esto es especialmente importante en un momento donde el diseño está explorando nuevas fronteras, y no se queda solo en la cultura material. Áreas del diseño como el diseño de políticas públicas, el diseño estratégico, o el diseño de servicios se necesitan para florecer una ciudadanía informada que entienda otros espacios de acción para el diseño. 

En la discusión final, cuando se proponían estas materias, bien diferentes a las que están ahora en la currícula de estas carreras, no se las pensaba como materias obligatorias, sino como materias electivas. Pensamos cosas nuevas, nos tomamos el trabajo de darles forma, pero no estamos dispuestos a ofrecerles la relevancia que podrían tener y las relegamos a materias electivas poniendo como excusa la logística. ¿Por qué será que el cambio y la transformación tienen que quedar relegados al lugar de materia electiva? Uno podría pensar que una materia pensada por 3 o 4 profesores y en relación a otros (otra facultad, o la ciudadanía) se le podría dar más espacio y relevancia y considerarla una materia obligatoria. 

Pocas veces los profesores pueden pensar nuevas materias desde 0, a la mayoría se los contrata cuando ya existe la materia e incluso hereda parte del contenido y los lineamientos generales. A veces tienen la suerte de poder contribuir a la descripción de contenidos mínimos. Entonces, cuando sí lo hacemos, incluso para hacer un ejercicio ficticio, porque nadie piensa en implementar estas materias así como fueron esbozadas, no enfatizamos los beneficios de hacer crecer nuevas colaboraciones entre profesores, entre profesores de diferentes facultades y con la ciudadanía. Sino, que las restringimos a posibilidades poco probables de ser implementadas y si fueran implementadas solo con un carácter de materias electivas, que en el contexto de las carreras de diseño, quiere decir que tienen una carga horaria menor y se les da menos importancia.

El cambio en algunas materias, la incorporación de nuevas asignaturas y/o formatos, de manera aislada, sin la identificación de las falencias en la estructura total de la o las carreras de diseño, no tendría mayor efecto sostenido o solamente funcionaría como un placebo. Durante todo el taller, flotó en el aire algo que se discutió en el panel de discusión un día antes, la idea de que todo el tema gira alrededor de la noción de diseño, es decir, una actividad exclusivamente manual o artesanal, una actividad técnica y ligada a conocimientos particularmente específicos o una actividad intelectual que organiza conceptos y teorías en un conjunto de prácticas técnicas.

A partir de esta discusión, se plantea la potencial necesidad de la organización de un plan de estudios que refuerce la noción de diseño, que brinde a les estudiantes herramientas e instrumentos que les permitan desplegar una práctica del diseño consecuente con la noción de diseño planteada. En este sentido, la inclusión de asignaturas más teóricas, como las propuestas en el taller,  que permitan entender las formas en las que el conocimiento se crea y despliega (epistemología), la oferta de materias que profundicen en la obtención de información y su análisis (metodologías) y planes de estudio que se enfoquen en la importancia ontológica del diseño (axiología, teorías sociales críticas, decoloniales, estudios de género, interseccionales), permitirían que la práctica del diseño, así como su incidencia en la vida de los seres humanos, se transforme y se convierta en un elemento que contribuya en la mejora de las condiciones de vida de las personas.

Desde esta perspectiva, la transformación de un plan de estudios es un trabajo complejo que debe buscar no solo el cambio en ciertos aspectos particulares del currículo, sino también la reorganización estructural de toda la idea de diseño, sin embargo, es necesario tomar en cuenta los aspectos políticos y administrativos que todo este proceso abarca, asumiendo estas dificultades como parte de un proceso de diseño. El trabajo no es fácil, pero si se asume la importancia que tiene el diseño en el mundo, este trabajo se transforma en imprescindible. 

La gran mayoría de los profesores que participaron no escuchan podcast y no habían usado el podcast en sus clases. Durante la devolución dijeron que el taller los motivó a usar el podcast en el futuro. Todos los grupos propusieron que sus estudiantes escuchen y produzcan podcast como parte de los entregables de la futura y ficticia materia que crearon. Ir de lo particular de una herramienta como el podcast, a una materia y de ahí a lo general, ayuda a poder pensar en lo estratégico teniendo elementos concretos. Las materias ficticias que se crearon ayudaron a pensar qué es lo que estamos proponiendo y por qué vale la pena.  De este taller salió claramente la necesidad de que la universidad proponga nuevas colaboraciones que no sean solo con la gente dentro de la misma facultad. Expandir las fronteras del diseño, es algo que puede comenzar en el aula, y de manera colaborativa con otros y otras. 

La excusa de diseñar nuevas materias usando el podcast en este taller, ayuda a tener conversaciones que pueden, influenciar en un trabajo estratégico como es el diseño del plan de estudios, si se les presta atención y se les da relevancia a los resultados. El tema central del taller fue pensar qué falta y cómo se podría lograr a partir de una materia. Sabemos que muchas cosas no cambian cambiando una materia, y que en realidad, el cambio profundo en una universidad necesita de todes, incluyendo les estudiantes comprometidos en diseñar el futuro. 

Para escribir este artículo se invitó a todos los que participaron del taller. Los firmantes son los que pusieron comentarios y aclaraciones al texto original esbozado por Mariana. Muchas gracias a todos los profesores que participaron en el taller: Marcelo Zambrano, Mónica Manciana, Julio Quinteros, Carla Barrionuevo, Macarena Fernandez, Marcela Zakalik, Elsa Benito, Belén Martín, Miriam Balverdi, María Laura Furlani, Maggie Moreno, Federico Rivero y  Mariana Gordillo.

Un comentario en «Renovar el plan de estudios»

  1. Excelente iniciativa y fue un placer participar del taller. Gracias Mariana por ayudarnos a abrir la cabeza, también a los que fomentan este tipo de actividades en la FAD. Te esperamos pronto!

Deja una respuesta